Friday, September 30, 2011

fascinación

Dios mío. En el banco.
Es tan fascinante esperar en una cola más de una hora para hacer algo que ALGUIEN, en este caso el empleado del banco, podría muy fácilmente informarte (a ti y a otra gente que también espera en la misma cola de unos cuarenta hombres -sin exagerar-) que algunas tareas se realizan en otro lugar y, por supuesto y ¿cómo no?, en otra cola.
Pero bueno, compré un periódico y lo leí, llamé a casa, fui al supermercado de al lado, también pregunté algo sobre una nueva cuenta que quiero abrir.
Qué bien. Lo hice todo allí; en el banco.
Formidable y casi insuperable: no lo sabía que un banco te puede ofrecer tantos servicios.
Lo bueno de la historia es que esto suele pasar en la vida cotidiana en casi todas las autoridades, bancos, empresas, organismos ... etc etc ... sean públicos o privados.
g ~ r ~ e ~ e ~ c ~ e

ξι.
por lo menos, ojalá la cola fuese así.................

4 comments:

greekwitch said...

Χεχε. Ναι σωστα. Τωρα ειμαι εγω και ο Ποπαυ!

Michalis Melidonis said...

las grandes damas van a pagar sus deudas con economías volátiles :-)

dodo said...

Εξαιρετική ευκαιρία γιά ανθρωπολογικές παρατηρήσεις :-Ρ

ξι said...

@ Έλα βρε μαγισσούλα! ;-)

@ Μιχάλης: χαχα ¿qué es esto? pero,sí! καθώς φαίνεται, soy una gran dama que voy a pagar mis deudas con economías volátiles..... :-D

@ dodo: ναι, ακριβώς όπως όταν μετακινείσαι με μέσο μαζικής μεταφοράς: δεν κάνεις τίποτα και χαζεύεις γύρω σου, σκέφτεσαι, διαβάζεις κανένα βιβλίο, μιλάς στο τηλέφωνο. Από τις πιο εποικοδομητικές στιγμές της μέρας! (πραγματικά) :-)

ξι.